Recomendaciones

  • Alimentación sana y equilibrada: somos lo que comemos y la salud de nuestra boca depende también de la salud de todo nuestro organismo.
  • Evite el consumo excesivo de azúcares, está demostrado que ésta es la principal causa de la aparición de la caries y con ello de la destrucción del tejido dentario y la pérdida de piezas únicas y necesarias para nuestra salud oral y por lo tanto nuestra salud general.
  • Debemos inculcarnos e inculcar a los niños hábitos saludables como cuidar nuestros dientes y encías limpiándolas tres veces al día después de las comidas. Y lo más importante, antes de acostarse.
  • Es preferible acudir a la clínica dental una vez al año y en algunos casos cada seis meses para revisiones y control.